VOLVER A LA PAGINA  PRINCIPAL
Medio Oriente

6 de diciembre del 2002

La ONU exige que Israel termine
con los "asesinatos y los maltratos" de su personal

Justin Huggler
The Independent
Traducido para Rebelión por Germán Leyens

Los colaboradores de las Naciones publicaron ayer una petición exigiendo que el ejército israelí abandone el "hostigamiento, los maltratos y los asesinatos" de personal de la ONU.
La petición se presenta menos de dos semanas después de que Iain Hook, un funcionario británico de la ONU, fue matado a tiros por un soldado israelí dentro de un complejo oficial de la ONU mientras trataba de evacuar a su personal. "Durante dos años, el personal de las Naciones Unidas ha sido sometido a una escalada de hostigamiento y violencia por los militares israelíes, de manera que la protección que se supone resulte de las siglas azules de la ONU está siendo permanentemente destruida," dice la petición, firmada por 64 funcionarios de la ONU que trabajan en Israel y en los territorios ocupados.
Una fuente militar israelí dijo: "Rechazamos la sugerencia de que los soldados israelíes tratan intencionalmente de acosar al personal de la ONU. Respetamos su trabajo, y eso incluye nuestro compromiso hacia su seguridad.
Pero la petición refleja el creciente temor del personal de la ONU, y su enojo ante los intentos del ejército israelí de disculpar la muerte de Mr. Hook. La ONU ha rechazado como "no creíbles" las afirmaciones del ejército israelí de que había combatientes palestinos dentro del complejo de la ONU cuando se disparó contra Mr. Hook.
La petición viene después de un pedido de explicación de la ONU al ejército israelí por la destrucción de alimentos de un valor de 270.000 dólares que iban a ser distribuidos a los palestinos.
Los soldados hicieron volar un almacén que contenía más de 500 toneladas de alimentos que pertenecía al Programa de Alimentos para el Mundo [WFP, por sus siglas en inglés] en el Norte de la Franja de Gaza, durante el fin de semana. En un reciente informe, la organización de ayuda del gobierno de EE.UU. USAid indicó que un 20 por ciento de los niños palestinos menores de cinco años sufren de desnutrición. El informe advirtió de un inminente "desastre humanitario". En una declaración que muestra signos de que la paciencia oficial se está acabando, Kofi Annan, el Secretario General de la ONU, dijo que "una vez más" llamaba a las autoridades israelíes "a cumplir con sus compromisos y obligaciones de facilitar ayuda humanitaria de emergencia en el territorio palestino ocupado".
El almacén fue destruido durante un ataque en la ciudad de Beit Lahiya en la Franja de Gaza el sábado por la noche. Al parecer el ejército israelí destruyó el edificio porque pensaba que había un militante buscado en su interior. Había departamentos en los pisos superiores.
"El propietario informó a los soldados que había alimentos de la ONU almacenados en la planta baja," dijo Jean-Luc Siblot, el director nacional de WFP en Jerusalén. "Había un letrero del WFP en la puerta. Había una bandera de la ONU sobre el edificio. Entraron y lo registraron antes de destruirlo. Lo sabían. Por eso precisamente, creo que es algo difícil de aceptar."
EL WFP llama a más moderación después de la destrucción del almacén en Gaza
http://www.wfp.org/newsroom/in_brief/Middle_East/palestinian_territories/275- palestine_gaza_warehouse021201.html
Roma, 2 de diciembre de 2002 En respuesta a la demolición de un almacén del WFP por el ejército israelí, el WFP llama al gobierno israelí a respetar los principios humanitarios y a compensar a la agencia por sus pérdidas.
Unas 537 toneladas de ayuda alimenticia estaban almacenadas en un almacén en la ciudad de Jaballia en la parte norte de la Franja de Gaza que fue objetivo de una incursión militar durante la noche del 30 de noviembre.
"Causa preocupación que no se haya permitido que el WFP sacara los alimentos," dijo Jean-Luc Siblot, director del WFP en el país.
"Los alimentos que estaban almacenados en el primer piso de un edificio de tres pisos y claramente marcados como propiedad del WFP, incluían sobre todo donaciones de la Comisión Europea y de Suecia e iban a ser distribuidos por el Ministerio de Asuntos Sociales a unas 41.300 personas indigentes afectadas por la actual crisis humanitaria en la Franja de Gaza."
El valor total de la pérdida se estima en 271.000 dólares.
Bien identificado
Aproximadamente a las 22.50 horas, el ejército israelí rodeó el área y colocó seis tanques delante del edificio.
Después de exigir a los residentes que evacuaran sus hogares, los soldados del ejército israelí entraron al edificio con perros y registraron el local.
A pesar de que el área de almacenamiento estaba bien identificada como almacén del WFP, con una gran bandera del WFP y tres letreros del WFP en las puertas, los soldados procedieron a destruir las puertas del almacén utilizando los tanques.
El propietario del edificio vio como colocaban dinamita en varios sitios del edificio y aproximadamente a medianoche, se oyeron varios estallidos, seguidos por una gran explosión de un proyectil lanzado por un helicóptero.
El edificio se derrumbó y todo lo que había en su interior, incluyendo 413 toneladas de harina de trigo, 107 toneladas de arroz y 17 toneladas de aceite vegetal, fue destruido.
"Se debiera haber permitido al WFP que retirara los alimentos. Este acto ha sido realizado contra los principios humanitarios más elementales," dijo Siblot.
"El WFP está solicitando que el gobierno de Israel realice una investigación exhaustiva del incidente y que tome la plena responsabilidad por las pérdidas sufridas por la agencia."
4 de diciembre de 2002